13 de febrero de 2013

Así, vamos de culo

Hoy he llegado a mi casa después de un reconfortante día de compras en las rebajas; como siempre, he dejado las bolsas en la cocina para quitarme los zapatos. Al poco tiempo, una de ellas ha caído y ha quedado postrada sobre la mesa mostrándome -sin ningún tapujo- su rectangular culo.

No he podido evitar ser descarado y me he quedado contemplando su liso trasero. Justo cuando iba a retirar la vista, algo ha llamado mi atención: unas pequeñas marcas alineadas en un extremo, a la izquierda. Como soy una persona curiosa, me he acercado para resolver el enigma de los símbolos.

Como imagino ya habréis adivinado, las marcas tenían un carácter medioambiental: el Punto Verde de Ecoembes, el anillo de Möbius y alguna otra. Esto me ha llevado a plantearme una pregunta: ¿Quién carajo va a prestar atención a esos símbolos poniéndolos en ese lugar? Lo que ha resultado -si me permitís el juego de palabras- en la siguiente conclusión: Así, vamos de culo.

Podría resultar una cuestión baladí, pero no lo es en absoluto: nos encontramos ante uno de esos casos en los que la gestión de aspectos ambientales choca contra la gestión de otros aspectos empresariales, en este caso el marketing (en su vertiente de identidad corporativa). Y por lo general, ya sabemos quién tiene todas las papeletas para salir perdiendo.

Me imagino a mí mismo hablando con los responsables de ese área:
- ¿Chicos, no os parece que los símbolos son un tanto pequeños?- y yendo algo más allá: - compis, si ponemos símbolos que queremos que sean vistos, ¿Por qué no los ponemos en algún lugar para que sean vistos?

Me da la impresión que la risa de los compañeros se iba a oír hasta en el aparcamiento.

Pese a todo, no creo que aumentar el tamaño de los símbolos, así como su ubicación -no estoy hablando de ponerlos al lado de la marca, simplemente me refiero a algo menos discreto- vaya en detrimento de la imagen de marca, más al contrario, creo que vincular esa identidad corporativa a cuestiones medioambientales crea en el consumidor una imagen positiva de la empresa -A Iberdrola no le va tan mal, ¿no?- Por otro lado, sería una forma de diferenciarse de los competidores ya que la práctica es común, como podéis observar en las imágenes que ilustran el artículo.

Para acabar, siento haber decepcionado a la gente que por el título de la entrada pudiera haber imaginado que el contenido de la misma iba a ser una crítica a las innumerables malformaciones que muestra nuestro sistema político actual. Aunque las palabras rebosen, aunque me hieran porque quieren salir y reposar sobre el blanco fondo de este blog, aunque tenga que ponerme la mano en la boca para evitar su huida,  Comunicar Sostenibilidad no va a tratar cuestiones políticas. De momento.
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejarnos tu opinión, tu colaboración es muy importante. Antes de escribir debes saber que los comentarios en esta página están moderados, por lo que no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Recuerda que en aras de una mejor comunicación en el foro debes evitar realizar descalificaciones personales, ataques directos o ridiculizaciones personales, insultos de cualquier tipo y en general cualquier comentario que impida el desarrollo del foro en unas condiciones de respeto adecuadas, tanto para el autor de la página como para cualquiera de sus comentaristas. Por ello, intenta mantener un ambiente agradable en el que los usuarios puedan expresar sus opiniones sin temor a sentirse insultados o descalificados. Recuerda aplicar los principios de Netiqueta. Los comentarios que incumplan estas normas básicas de convivencia serán eliminados. En cualquier caso, debes saber que tú como autor eres el responsable de tu comentario. Es tu opinión, la respeto pero puedo no compartirla y no me hago responsable de la misma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...